Las Fallas

Las Fallas

Los residentes en Valencia son conocidos por su amor a  las fiestas y la diversión. La llegada de la primavera y el solsticio de verano es el momento para  cargarse de energía  coincidiendo con el despertar de la naturaleza y los primeros calores.  Con la entrada del invierno comienzan las fiestas en las que los agricultores ruegan por la fertilidad de los campos, y en la mayoría de ellas el fuego era el protagonista. Pero los valencianos ahorran sus fuerzas para  la fiesta principal, Las Fallas, que terminan  el día de San José. Las Fallas es uno de los festivales más importantes de Valencia y el tercero de España. Además de en la capital se celebran en toda la comunidad autónoma.

Las Fallas

Historia de la fiesta

A lo largo de la historia de la humanidad siempre han existido rituales, donde el fuego era el elemento principal, que simbolizaba la renovación: destrucción de lo  antiguo para dar vida a lo  nuevo.

El origen de las Fallas todavía no se conoce con exactitud. Hay varias teorías: la teoría más convincente y popular es la que establece que el 19 de marzo los carpinteros valencianos encendían hogueras con los árboles que habían quedado del invierno en honor a su patrón, San José.

Fuegos de las Fallas

Otra versión dice que las Fallas surgieron en los tiempos antiguos del dios de fuego, que era el símbolo de la llegada del verano. Y en el período de cristianización, el significado y la función de este festival se trasladó a la conmemoración de los santos, que coincidía con esas fechas.

Por último, la tercera versión nos habla sobre de la figura del “Parot” – un juguete que personifica uno de los personajes, y que se lanza luego al fuego. Hoy en día, esta versión explica la naturaleza satírica de los personajes.

Los primeros registros de la celebración se remontan a la segunda mitad del siglo XVIII. En ese momento ya existen las primeras leyes municipales que regulan el establecimiento de las figuras en un lugar determinado, con el fin de evitar posibles incendios. Desde el siglo XIX, la información documental sobre las Fallas se hace más grande.

Observando la evolución de las tradiciones y fiestas del fuego, ahora podemos decir que   su historia la hacen los propios  valencianos, es decir todos los que toman parte en ella. Hoy en día se puede encontrar toda  la información sobre el festival y el programa en las páginas de Internet.

 Como se celebran las Fallas de hoy

El significado de la fiesta no reside solamente en la quema de la falla, sino que es interpretado por la unidad de tres elementos:   el pirotécnico de fuegos artificiales, la
música y la veneración de San José,  patrón de  los indefensos.

Figuras delas Fallas

Cerca de cuarenta localidades de laComunidad Valenciana celebran las Fallas. Para este día de fiesta, residentes comienzan a prepararse de antemano, inmediatamente después de su fiscalización, es decir casi un año antes. Las figuras de cartón y madera, llamadas fallas, dándole nombre a la fiesta, son el eje central de la misma y  representan los diversos fenómenos de la vida social y cotidiana que ridiculizan vicios y virtudes humanas. Por lo general, se hacen en talleres especiales o en las escuelas  de bellas artes y artesanía. Divididas en secciones, las fallas serán juzgadas por un tribunal que decidirá qué falla tendrá el honor de recibir el aclamado primer premio y ser declarada como la mejor Falla del año.

La fiesta, que dura prácticamente el mes entero. Comienza el último domingo de febrero con la “cridà” o llamamiento donde la Fallera Mayor, la representante internacional de la fiesta, elegida por el ayuntamiento de Valencia, invita a falleros, falleras, valencianos y turistas a unirse a la fiesta de Las Fallas.  Tras la cridà, el 1 de marzo empieza la acción con una  “mascletà” que se repite cada día hasta el fin de la fiesta, a las dos de la tarde en la Plaza del Ayuntamiento. La mascletà, la parte más querida por muchos falleros, pero menos entendida por turistas, es una mezcla de fuegos artificiales y petardos que crean una estruendosa melodía.  Cada noche, del 15 al 19 de marzo, a las doce, sobre el río Túria miles de personas se precipitan para ver el “Castillo de Fuegos Artificiales” donde millones de luces iluminan la ciudad, en un espectáculo visual único y singular. ..Otra parte central de la fiesta es  la ofrenda de flores a la Virgen de los Desamparados. , Las diferentes comisiones falleras de la cuidad y alrededores desfilan por la cuidad  hasta la plaza, llamada en honor a la santa, con un ramo de flores cada uno,  que se ofrece como  regalo a  la patrona de la ciudad.  En la plaza se erige una estructura de madera donde se crea un dibujo en el manto de la virgen con las flores ofrecidas. Es una de las imágenes más hermosas de la fiesta, que de hecho, se mantiene semanas después de que la fiesta haya finalizado.

Chica Valenciana

El principal orgullo de Valencia es su lealtad a la ropa hecha de acuerdo con un método antiguo y tradicional, así como las joyas, también llamados, aderezos, que las mujeres llevan tanto en el pelo como en las muñecas y alrededor del cuello. Las mujeres de todas las edades  se visten con unos vestidos   de seda con estampados de flores increíblemente detallados de colores vivos y llamativos.

En España, cada festival en particular tiene un punto culminante culinario en el  programa. Durante las Fallas reina el sabor y el olor de los buñuelos, un postre de masa relleno de crema, que tradicionalmente es de chocolate. Los buñuelos y los churros  se venden en casi todas las calles desde el amanecer hasta la puesta de sol.

La fiesta culmina el día 19 de marzo con la “Nit del Foc” – Noche de Fuego, que es un símbolo del sacrificio y del trabajo de todo año.  A las 7 de la tarde empieza la “Cavalgada de Foc”– Cabalgata de fuego, que anuncia la llegada del fuego a la cuidad. A las diez de la noche comienzan a  quemar  las fallas y a  medianoche Valencia se convierte en un mundo de fuego purificador y cenizas. Los fuegos artificiales de colores, la música, el trinquete, y el ruido general no cesan.

La mañana siguiente comienza con el silencio, solo trazas de fuego y el olor a pólvora nos recuerdan que ayer había fallas. Sin embargo, después de unas semanas las calles de Valencia se convierten de nuevo en un lienzo en blanco que se volverán escenario de  nuevos diseños para las figuras del próximo año, y la historia comienza de nuevo.

Si  vienes a Madrid, aprovecha tu tiempo y apúntate a clases de español con LAE Madrid. Encuentra más información sobre nuestros cursos aquí.