Enamorados del español

Enamorados del español

Tener un novio o una novia hispana es una de las mejores maneras para dominar el español. Pero no todo es tan fácil, tienes que aprender expresiones de enamorados. Lo primero que tienes que hacer si quieres una pareja española es ligar con ella.

Ligar es lo que ocurre mientras flirteas o tonteas

Y es que el amor nos vuelve tontos. Para ello hace falta que aprendas algunas palabras útiles sobre el tema.

Si quieres llamar la atención de la persona que te gusta, deberás tirarle los trastos.

Es decir, llamar su atención sobre el hecho de que te gusta. Siempre puedes llamar la atención de tu enamorado diciéndole cosas buenas sobre su aspecto físico. Es lo que en español llamamos piropos.

Sin embargo, las cosas pueden ir también mal. Las calabazas dan miedo en cualquier idioma. Para los anglosajones, las calabazas son el símbolo de Halloween, mientras que dar calabazas, en español, es sinónimo de que la persona de la que estás enamorada, no quiera nada contigo.

En ese caso te romperá el corazón.

Pero, atención: tienes que tener cuidado de no convertirte en el amigo o amiga de tu enamorado.

En español, a esa persona que no puede pasar de ser sólo amigo a ser novio se le llama pagafantas.

Una expresión que tiene un carácter negativo y que no puedes usar siempre que quieras.

Si alguien intenta besarte y no quieres nada, tu gesto natural será echar la cabeza hacia atrás.

Ese gesto es similar al que hacen las cobras, por lo que los españoles lo llamamos hacer la cobra.

¡Cuidado con tu cuello!

Si consigues ligar y tener una pareja, existe el peligro de que aparezca una tercera persona.

En español, la persona que es infiel a su pareja, le está poniendo los cuernos.

La persona que sufre este problema recibe el nombre de cornudo, sin embargo no debes decírselo: es un adjetivo muy negativo.

Si finalmente fracasas en tu intento de ligar, igualmente podrás aprender algunas palabras en español. De esta manera, aprenderás estar a dos velas, que es cuando no consigues tener novio.

Además, si quedas con unos amigos que sean pareja, te podrás convertir en un sujetavelas, porque estarás iluminándoles su amor.

Si no consigues ligar, no debes preocuparte.

Hay muchos peces en el mar y siempre puedes intentar echar la caña y pescar a otra persona diferente.

Mucha suerte y recuerda que el amor siempre triunfa.

Si  vienes a Madrid, aprovecha tu tiempo y apúntate a clases de español con LAE Madrid. Encuentra más información sobre nuestros cursos aquí.