La mezcla de culturas en España

La mezcla de culturas en España

España es un país con una mezcla de culturas muy interesante donde se mezclan las diferentes costumbres, creencias y tradiciones de los muchos pueblos que la habitaron – romanos, celtas, iberos, vascos, árabes y  franceses  entre otros. No debemos olvidar que los españoles como  etnia, cuentan con más de 40 grupos étnicos, que tienen su propia cultura, idioma, tradiciones, gastronomía e incluso algunos de ellos con su propia autonomía política.

España es un país con una herencia artística extraordinaria, la cuna de grandes escritores, poetas, músicos y artistas. Es aquí donde se inventó la guitarra, la música de guitarra clásica y flamenca, donde se desarrollaron los estilos arquitectónicos mudéjar y plateresco, etc. Por lo tanto, no es sorprendente que en el país coexistann un gran número de costumbres y tradiciones. La mayor parte de los españoles comienzan cualquier discusión de su país con una descripción detallada de la diversidad española y este aspecto es claramente una cuestión de orgullo nacional. La formación de España contó con la presencia de los celtas y los íberos (celtíberos), romanos y visigodos, los árabes, los galos, los vascos y los judíos. Hasta ahora, el país cuenta con una división política, que casi exactamente copia las fronteras nacionales de los antiguos reinos y los catalanes, gallegos y vascos se consideran a sí mismos como naciones completamente independientes. No nos podemos olvidar de las Islas Canarias, cuya población está formada por una mezcla de los habitantes indígenas de la isla (los guanches) que provienen del territorio de la Península Ibérica y África. Varios destacan que los romanos dejaron una huella notable en la cultura local. Como resultado, se forma una estructura étnica muy variada y heterogénea de la sociedad española.

Mezcla de culturas en España

Durante un periodo largo de su historia España estuvo bajo el poder árabe.

En  las zonas musulmanas, los cristianos y los musulmanes hablaban la lengua árabe, aunque ambos utilizaban el dialecto romano con inclusiones del vocabulario arabesco. Durante el período de dominación musulmana, los cristianos abrazaron tan plenamente la cultura de la nación dominante (en todo, excepto la religión), que les llamaban mozárabes. Incluso el obispo Alvar 854 se quejó de que los jóvenes de la comunidad cristiana eran unos apasionados de la poesía árabe. Los judíos, cuya situación económica mejoró bajo el mandato de los árabes también asimilaron la cultura dominante en todo, excepto la religión. A pesar de que la cultura dominante era mayoritariamente musulmana, elementos arabo-musulmanes se mezclan en ella con la cultura Ibérica.

Toledo

A la difusión de la cultura hispano-árabe contribuyó la Reconquista: en primer lugar, algunos de los príncipes cristianos se vieron obligados a abandonar el Sur mozárabe y establecerse en los territorios deshabitados y en constante disputa. En segundo lugar, cuando el territorio cristiano se estableció de nuevo, muchos musulmanes permanecieron allí para vivir bajo los gobernantes cristianos y la cultura de las ciudades siguió siendo musulmana o árabe-española. Un ejemplo claro de esto es Toledo que reclamó Reconquista en 1085 y sigue desempeñando una parte importante en la historia de la cultura europea.

Mientras que Europa occidental se ha asociado con el Imperio bizantino, ha tomado de los árabes mucho más que de los bizantinos. Sin embargo, la mayoría de los europeos apenas se dan cuenta del carácter musulmán de sus innovaciones. Los pintores flamencos e italianos de los siglos XIV-XV., al parecer, tampoco dan mucha importancia a los orígenes musulmanes de alfombras, que retratan en sus pinturas se encuentran debajo de los pies de los santos cristianos y la Virgen María.

Toda España es una mezcla de sangre y culturas, pero en  Andalucía esta mezcla es la más densa. Belleza árabe con  sangre gitana – así llamó a Andalucía uno de sus  famosos poetas. Hasta ahora, las voces de las antiguas civilizaciones se escuchan en los nombres de las ciudades andaluzas, por ejemplo Málaga viene de la palabra del ibérico antiguo “mala-
ka” – “colina cubierta de pastos.” Los árabes no amaban a Andalucía en vano, esta tierra les parecía un paraíso terrenal. Un siglo después de la expulsión de los árabes de Andalucía, el escritor clásico americano Irving Washington dice: “Si hay un paraíso en la tierra, es en Andalucía…”.

Granada

La cultura española, está erigida a lo largo de los siglos sobre las tradiciones de los distintos pueblos. El destino de esta cultura se desarrolló de manera diferente que en otros países europeos. El arte medieval en España tenía un estilo propio y al mismo tiempo se acercaba al arte de otros países en Europa. La diversidad de la cultura española enriquece la experiencia artística de Francia, Italia, los Países Bajos, etc. Y por eso si vas a visitar solo un país de Europa, ¡tienes que visitar España!

Entonces, ¿a qué esperas? Apúntate ahora a nuestras clases de español de LAE Madrid.